Arte y Cultura►Marianela Núñez

Primera bailarina de la humildad

Por Agustina Van Der Tuin

Marianela Núñez es una importante interprete del Royal Ballet de Londres. Llegó allí a los 15 años pero nació y pasó sus primeros años en la Argentina en el partido de San Martín, provincia de Buenos Aires. Desde entonces creció como artista internacional pero nunca olvidó sus raíces lo cual demuestra cada año con una gala solidaria en su ciudad natal.


El fin de semana del 22 y 23 de julio la Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester fue sede (por cuarta vez) del talento de la bailarina y de muchos otros artistas que ella misma convocó para el espectáculo. Entre ellos estuvieron Alejandro Parente y Edgardo Trabalón, miembros del ballet estable del Teatro Colón, el elenco de la compañía de Leonardo Cuello, el ballet folclórico nacional y el grupo de danza de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) bajo la dirección de Oscar Aráiz. 


Cada año la causa es diferente pero la intención es la misma: colaborar y ayudar a quien lo necesita. Este año lo recaudado fue para el Hogar María Luisa el cual surgió en Villa Ballester hace 140 años y, desde entonces, recibe a niños de entre 3 y 18 años a través del sistema de promoción y protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

 

Pablo Oberhofer, director del hogar, nos dijo: “Este fue el cuarto año consecutivo en que la bailarina Marianela Núñez, oriunda de San Martín, realiza una gala a beneficio de diversas causas sociales ligadas al partido. En los últimos 2 años la gala fue a beneficio de los Hogares Convivenciales del partido de San Martín principalmente. En esta ocasión, y debido a la crítica situación económico-financiera que atraviesa el Hogar de Niños María Luisa, desde la Municipalidad de San Martín ofrecieron que lo recaudado en un gran porcentaje esté destinado a este hogar, y en un porcentaje menor a otros espacios de ayuda social”. 


Danza clásica, con fragmentos de Coppélia y El Corsario, folklore con juegos pampeanos y malambo además de tango, con un cierre homenaje a Astor Piazzola, reflejaron el amor, recuerdo y respeto de la bailarina por su tierra natal en un show de 2 horas para todos los gustos. 


Marianela Núñez recibe feliz el calor del público

La humildad no deja a la protagonista del evento ni arriba ni abajo del escenario. Magali Brey, miembro del grupo de danza de la Universidad Nacional de San Martín que participó ese fin de semana, también habló con nosotros. Explicó que esta es la primera vez que la UNSAM forma parte de la gala y destacó el buen trato tanto por parte la la producción como desde las demás compañías y el buen estado de la infraestructura gracias al trabajo de la municipalidad. Además, describió la persona que es Marianela Núñez y dijo:

 

“La verdad que es un amor de persona. Si bien es la primera bailarina de ballet en el mundo, para mi, ella tiene algo que la diferencia del resto y que es lo que hace que a mí me guste más que otras. Esto es que, así como es ella como persona lo es también como bailarina. Esa sencillez que se ve, esa humildad, esa frescura, esa cosa divina que uno ve cuando baila es lo mismo que es ella cuando no baila. Nosotros hicimos la clase con ella y en ningún momento demostró algo de ego. Ella es la primera bailarina del mundo y sin embargo se hace sentir como una más, es la cosa más humilde que hay”.


Al final del espectáculo la figura destacada se arrodilla ante la audiencia otro signo de su personalidad sencilla

Cada año, desde el 2014, estudiantes de danza tienen la oportunidad de experimentar el trabajo junto a la figura que Marianela Núñez representa dentro del mundo del ballet, un mundo que (para quienes no lo conocen) es muy competitivo. Con más de 15 años en una de las compañías más prestigiosas la primera bailarina desborda gracia y sencillez en su baile y en su forma de ser. Quedamos a la expectativa de volver a verla el próximo año con más causas y más danza.


Fotos: Agustina Van Der Tuin