Diego Casarotti

Diego Casarotti, el soñador inquieto

Por Laura Galante

En la Universidad del Salvador, un viernes a las 9.30 de la mañana llegó un chico con una remera con barquitos de papel. Podría haber sido un alumno más de la facultad, pero con tan solo 27 años, Diego Casarotti es un emprendedor que sueña y persevera. Ese mismo día, quedó pautado que para un futuro cercano, Pumpét iba a conocer más sobre quién es nuestro emprendedor de octubre. 


La entrevista fue en We Work, el imperio de los emprendedores. El primer mundo del coworking es imponente, esa es la primera palabra que se viene a la mente, con empapelados distintos en todos los pisos, una vista privilegiada de la ciudad y un ambiente cálido y amistoso para trabajar. 

 

Sin más preámbulos, apenas el grabador comenzó con su tarea, Diego Casarotti empezó a hablar y no paró. 

 

Diego sueña con Verum hace mucho tiempo, aunque la idea original fue mutando. Todo comenzó hace unos cuatro años con “Mis Títulos”. Una página en donde se ponía un título y un copete, con la premisa de que el usuario busca informarse más rápido. La idea duró solo una semana y después de pensar y organizar, comenzó a nacer Verum como es hoy en día. 

 

Diego no solo es un joven emprendedor sino que también es un trotamundos. No es posible imaginarlo quieto en un solo lugar y él mismo lo dice. “Tengo suerte de tener la oportunidad de viajar y conocer distintos lugares del mundo. Viví un año en Hong Kong y me abrió las puertas a conocer muchas partes de Asia y quedé enamorado del lugar”. Pero Hong Kong no fue el único destino, vivió también un año en Francia. Cuando le preguntas si extrañó Argentina, responde: “Yo amo Argentina, acá tengo a mi familia y a muchos amigos pero realmente fui con la cabeza de vivir el momento. Yo sabía que iba a volver, entonces traté de enfocarme en lo que me pasaba en el día a día “.

 

Luego de su aventura de dos años, Casarotti llegó a la Argentina determinado en recibirse de Licenciado en Administración de Empresas en la Universidad Católica Argentina (UCA) y a continuar con Verum, el proyecto que había dejado en stand by físicamente pero que siempre estuvo en su mente.


Verum, el portador de voces

Verum es una plataforma para que cualquiera pueda escribir. Cada usuario puede tener su propio perfil y un canal con otras personas para crear un espacio propio para compartir y generar el contenido que más te guste. En un principio la idea era poder informarse de manera rápida y corta pero con el tiempo, Verum comenzó a buscar ser más un espacio de creación que de información veloz. 

 

Es una red social para escritores pero con la premisa de que todos podemos serlo. “Cualquiera puede escribir” dice Diego y eso es lo que él quiso crear. Siempre admiró a quienes podían expresarse a través de la escritura ya que, según él, siempre le resultó muy difícil. 

 

Aunque no es todo color de rosas en la vida de este emprendedor emergente. El inconformismo es moneda corriente. “Yo siempre quiero apuntar un poco más alto” dice “es uno de los problemas de cuando uno trabaja con un proyecto propio, siempre buscamos más. A veces te frustra un poco”. 

 

Mientras Diego habla sobre la vida de emprendedor, nacen las palabras constancia, paciencia, trabajo en equipo y apoyo. “Toda mi familia me apoyó desde un primer instante. Me dijeron ‘hace lo que te gusta y te divierte que así vas a llegar más lejos’” nos cuenta Diego “también mis amigos me ayudan y están al lado mío bancandome a cada paso".

 

El mejor consejo que le dieron a Diego fue que tire la pelota y juegue el partido de fútbol que le toque jugar. “Mete más goles de los que te metan a vos pero sabe que siempre algún gol te vas a comer”. Al final y al cabo, la vida no deja de ser un juego. 

 

Al largo plazo espera poder formar una comunidad dentro de Verum y enfocarse en los individuos que la componen. Al preguntarle qué era el éxito para él afirmó: “el éxito es algo que no hay que buscar. Es simplemente estar conforme con lo que sos y haces".

 

La entrevista duró más de dos horas. Diego es una persona activa, inquieta, curiosa y llena de pasión por su proyecto y la vida. Contagia buena onda y curiosidad para cada día aprender y superarse un poco más.